Anuario de Mortalidad 2012

En Venezuela durante 2012 hubo un total de 148.058 defunciones y una tasa de mortalidad general de 5,04 por 1.000 habitantes. En comparación con 2011, hubo un incremento de 5.038 muertes (ó 3,52%) y el aumento en la tasa fue de 2,02%. De las muertes registradas en 2012, 61,47% (91.017) corresponden a hombres y el restante 38,53% (57.041) a mujeres, sin mayor variación en contraste con el año 2011. El riesgo en hombres fue de 6,18 por 1.000 hombres y en mujeres fue 3,90 por 1.000 del grupo; por cada 10 mujeres fallecieron 15,96 hombres. Las cinco primeras causas de mortalidad son: enfermedades del corazón, con 20,58% del total de muertes; cáncer con 15,41%; enfermedades cerebrovasculares con 7,64%; suicidios y homicidios con 7,24% (aumentando una posición en relación con el año 2011) y diabetes con 7,11%. Las 25 primeras causas de mortalidad concentran 87,22% (129.113) de los decesos contabilizados en 2012.

En cuanto al perfil de mortalidad, las enfermedades crónicas no transmisibles (enfermedades del sistema circulatorio, tumores [neoplasias], diabetes mellitus y enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores representan 57,12% de la mortalidad; 4% corresponde a enfermedades infecciosas y parasitarias y 20,46% a causas externas de morbilidad y mortalidad, por lo que la transición epidemiológica en el país se mantiene, al prevalecer la carga de mortalidad por enfermedades de carácter crónico, causas externas y enfermedades infecciosas. Así mismo, las desigualdades entre las diferentes entidades federales aún persiste: en 14 estados el peso de la mortalidad por enfermedades infecciosas y parasitarias fue menor a la proporción del país, mientras que en Amazonas, Delta Amacuro y Portuguesa fue particularmente alta (> 5%). En Mérida y Trujillo, por el contrario, menos del 3% de las muertes fueron por enfermedades infecciosas y parasitarias. En 20 de las 24 entidades federales del país la primera y segunda causa de mortalidad fueron las enfermedades del corazón y cáncer; en Amazonas, la segunda causa de mortalidad fueron ciertas afecciones originadas en el período perinatal, en Apure y Barinas los accidentes de todo tipo y en Carabobo los suicidios y homicidios, los cuales se mostraron como la tercera causa de mortalidad en 7 estados, mientras que las enfermedades cerebrovasculares ocupa dicho lugar en 6 estados y los accidentes de todo tipo en 4 entidades.

Al examinar la mortalidad por grupos de edad, en los menores de 28 días las principales causas de mortalidad son: las afecciones perinatales (79%) y las anomalías congénitas (18%); en los menores de 1 año prevalecen las afecciones perinatales (61,30%), junto a las anomalías congénitas (20,88%) y los accidentes de todo tipo (3,72%); en el grupo de 1 a 4 años los accidentes de todo tipo (23,39%), las anomalías congénitas (14,41%) y el cáncer (9,60%); en los niños y niñas de 5 a 14 años se mantienen los accidentes de todo tipo (25,59%), junto al cáncer (15,17%) y suicidios y homicidios (8,53%); en el grupo de 15 a 24 años son los suicidios y homicidios (34,91%), los accidentes de todo tipo (19,27%) y cáncer (9,60%); los suicidios y homicidios (23,11%), los accidentes de todo tipo (16,53%) y el cáncer (9,57%) se mantienen como las tres primeras causas de mortalidad en los adultos de 25 a 44 años; en los adultos de 45 a 64 años el cáncer (24,75%), las enfermedades del corazón (22,81%) y la diabetes (9,55%) son las principales causas de mortalidad y, finalmente, en los adultos mayores de 65 años y más siguen falleciendo por enfermedades del corazón, cáncer y diabetes.

En cuanto a la distribución de la mortalidad según sexo, con algunas diferencias en magnitud, hombres y mujeres comparten las dos primeras causas de mortalidad: enfermedades del corazón y cáncer, sin embargo, los suicidios y homicidios emergen como la tercera causa de mortalidad en el sexo masculino, mientras en el sexo femenino son las enfermedades cerebrovasculares; la cuarta y quinta causa de mortalidad en hombres son los accidentes de todo tipo y las enfermedades cerebrovasculares, y en las mujeres son diabetes y afecciones perinatales, respectivamente. En analogía con 2011, la proporción de muertes en menores de 60 años se mantuvo en 46% y casi 6 (57%) de cada 10 muertes en estos grupos de edad corresponden a enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT). En relación a causas externas su trascendencia es mayor en los más jóvenes de 15 a 24 años ya que, aproximadamente, 3 de cada 10 personas del grupo (34,64%) murieron por tales causas; el sexo masculino es el más afectado ya que por cada mujer murieron 7 hombres.

En relación a la mortalidad infantil, durante 2012 se registraron 8.881 muertes en menores de 1 año, 19 decesos menos en contraste con el año 2011. Del total de muertes infantiles, 57,41% corresponden a niños y el resto 42,59% a niñas. Tres entidades (Carabobo, Miranda y Zulia) concentran 32% de la mortalidad infantil de Venezuela; para 2012 sólo en Amazonas, Apure y Delta Amacuro las afecciones perinatales se sitúan entre las primeras cinco causas de mortalidad. Al revisar los componentes de la mortalidad infantil el 53% de las muertes en menores de 1 año ocurren durante la primera semana de vida y 74% antes de cumplir los 28 días, lo cual significa que aún hay debilidades en el componente de atención prenatal y del parto, así como del cuidado del recién nacido. El peso de los fallecimientos en menores de 28 días en la mortalidad infantil muestra diferencias a lo interno del país: en Cojedes y Trujillo concentran más del 80% de los decesos, mientras que en Delta Amacuro y Miranda son los estados con menor peso (con 58% y 62%). Las afecciones originadas en el periodo perinatal son la principal causa de mortalidad infantil con una proporción de 61,30%, las anomalías congénitas acumularon 20,88% y los accidentes de todo tipo son la tercera causa de mortalidad con 3,72%.

Para 2012 se registraron 416 defunciones maternas, 20 menos respecto a 2011. En seis estados (Distrito Capital, Aragua, Bolívar, Carabobo, Miranda y Zulia) se concentran 55% del total de muertes maternas. Más de un tercio (35%) de las muertes maternas se debieron a otras afecciones obstétricas no clasificadas en otra parte, por lo que las acciones encaminadas a disminuir la mortalidad materna deben acompañarse de estrategias destinadas a fortalecer la certificación de la causas de defunción.

Descargar publicación