Álvaro Gómez: La crisis afecta de forma severa a los pacientes con cáncer

El presidente de la Sociedad Venezolana de Oncología aclara que la incidencia de las patologías oncológicas está aumentando en Venezuela al igual que en el resto del mundo, pero la mortalidad no baja como en el común de los países. El diagnóstico tardío y la escasez de insumos y fármacos oncológicos juegan en contra.

Álvaro Góme
Álvaro Góme

Las carencias son evidentes. Los pacientes con cáncer recurren cada vez más a las redes o a los medios de comunicación para conseguir, a través de un servicio público, los medicamentos necesarios para su quimioterapia o algún insumo difícil de conseguir para su diagnóstico o seguimiento.

“La crisis afecta en forma severa a nuestros pacientes, la escasez no permite el inicio a tiempo de los tratamientos oncológicos de cualquier tipo y me refiero a los tratamientos médicos, radioterapia, cirugías, pero además las interrupciones y períodos prolongados sin tratamiento son cada vez mayores”, señala Álvaro Gómez, presidente de la Sociedad Venezolana de Oncología (SVO), en entrevista para el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS).

El especialista aclara que actualmente la incidencia (número de casos) de cáncer en Venezuela ha ido aumentando “como en el resto de los países vecinos”, debido a los cambios ambientales, factores externos, a los cambios en el estilo de vida, consumo de tabaco, alcohol, incremento de las enfermedades infecciosas que pueden afectar al sistema inmunológico, entre otros factores.

Pero a diferencia de otras naciones, en Venezuela “la mortalidad no disminuye, se mantiene estable y en algunas patologías oncológicas ha aumentado”, indica. La crisis de salud que vive el país desde hace varios años estaría incidiendo.

“Seguimos fallando en el diagnóstico temprano y precoz, la población carece de acceso a los estudios por imágenes, a los estudios de anatomía patológica, que en algunos casos es por la escasez y en otros es por falta de mantenimiento y deterioro de los equipos”.

Lo grave de estas carencias y dificultades, dice Gómez, es que están aumentando los casos de enfermedad avanzada. A las consultas están llegando pacientes con estadíos III y IV de cáncer y los oncólogos están observando “un elevado porcentaje de metástasis al momento del diagnóstico y del inicio de los tratamientos”.

Segunda causa de muerte

Poco más de 22.000 venezolanos fallecen cada año a causa del cáncer. El Anuario de Mortalidad de 2013 del Ministerio de Salud, último en ser divulgado, precisa que ese año murieron 23.121 personas, teniendo como causa más común los tumores malignos de órganos digestivos.

En 2012 la cantidad de fallecidos registrados por el Ministerio fue de 22.815 venezolanos, en 2011 fueron 22.327 y en 2010 la cifra llegó a 21.185.

El presidente de la Sociedad Venezolana de Oncología detalla que en el país el tipo de cáncer con más diagnósticos en el caso de las mujeres es el de mama, seguido por el de cuello uterino y el de pulmón. En los hombres el principal es el cáncer de próstata, en segundo lugar está el de pulmón y en el tercero el de vías digestivas. Mientras que en los niños prevalecen las leucemias, las neoplasias malignas del sistema nervioso central y los osteosarcomas.

Para Gómez no hay duda de que el tipo de alimentación actual afectada por la escasez de nutrientes básicos, la angustia, el estrés y la intermitencia en la disponibilidad de medicamentos oncológicos, tendrán un impacto en la incidencia de cáncer en el país, pero decir que la mortalidad ya está aumentando por la crisis de salud es algo de lo que aún no se tiene certeza.

“En estos momentos no podemos afirmarlo. En 3 o 5 años, cuando tengamos cifras de los estudios que se están realizando, conoceremos el impacto de esta situación. Ahora lo que vemos ante nuestros ojos es el curso natural de la enfermedad oncológica, con recaídas locales y enfermedad metastásica”, expresó el cirujano oncólogo especialista en patología mamaria.

La falta de planes de prevención en cáncer, la carencia de metodología diagnóstica de la enfermedad, la ausencia de insumos y fallas en la disponibilidad de los tratamientos de todo tipo, de drogas antineoplásicas, de radioterapia, de insumos quirúrgicos y de anatomía patológica, son aspectos que preocupan actualmente al gremio médico del área oncológica, sobre todo por una situación particular que ha estado ocurriendo desde los últimos años: la entrega de medicamentos que suelen ser intentos de copia y de procedencias inusuales. “Nos preocupa la efectividad de los mismos”, sentencia Gómez.