Difteria

¿Qué es la difteria?

La difteria es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria llamada Corynebacterium diphtheriae, un germen que históricamente ha causado daños a la población en todo el mundo, y que llegó a ser controlado con el advenimiento de la antitoxina y de una vacuna preventiva entre 1890 y 1920.1 Normalmente, la difteria se manifiesta como una infección de nariz o garganta, con la aparición de una membrana gris con pus en el área de la faringe y de las amígdalas. Quienes padecen esta enfermedad infecciosa refieren con frecuencia dolor de garganta y dificultad para ingerir los alimentos o bebidas. Otros de los síntomas que pueden presentarse son la fiebre y el malestar general. La difteria puede ser leve o grave, caso en el cual se puede llegar a la asfixia y bloqueo o colapso de las vías respiratorias superiores, producto del desprendimiento de las membranas anteriormente descritas, que son características de esta enfermedad. 2

Además, en el transcurso de la infección pueden producirse graves complicaciones como miocarditis y neuropatía. El aspecto más relevante y peligroso de la difteria es la producción de una toxina en el sitio de la infección (generalmente en el tracto respiratorio). Esta toxina, llamada “toxina diftérica”, puede diseminarse a través del torrente sanguíneo y llegar a otros órganos como el corazón, el sistema nervioso central, el hígado y el riñón, causando el colapso del órgano por la acción que tiene la toxina en las células, hasta el punto de causar la muerte de la persona infectados según el nivel de las complicaciones.3

Corynebacterium, o mejor conocidos como difteriodes, vistos en el microscopio
Corynebacterium, o mejor conocidos como difteriodes, vistos en el microscopio

Aspectos epidemiológicos

En el mundo, la difteria ha disminuido considerablemente gracias a las estrategias de prevención y vacunación implementadas globalmente en las últimas décadas. Sin embargo, los países en vías de desarrollo y con situación de deterioro en sus condiciones de vida, pueden presentar todavía esta enfermedad.

Por ser altamente transmisible, es una enfermedad de notificación obligatoria según los parámetros de la OMS, por ello todo caso debe ser informado ante los laboratorios de salud pública y organismos competentes en el área. El contagio de la difteria entre una persona enferma y un individuo sano se da a través de las gotitas de saliva que se expulsan al toser o estornudar, y entrar estas en contacto con la persona libre de la enfermedad. Una vez ocurrida esta transmisión, los síntomas de la difteria aparecerán a los 3 o 5 días después de haberse adquirido la bacteria.1

En Venezuela, donde las condiciones de vida se han deteriorado de una manera importante para la mayoría de la población, la difteria ha vuelto a aparecer luego de 24 años sin ser diagnosticada en el país.

La escasez de la vacuna pentavalente (que previene la difteria, tosferina, tétanos, hepatitis B e infecciones causadas por el Haemophilus influenzae tipo B), y las condiciones de pobreza que incluyen el hacinamiento, compromiso y alteración de la higiene, promueven la transmisión de la enfermedad a través del contacto con la saliva del enfermo por medio de estornudos o tos, lo cual facilita la infección en medios insalubres.4

Faringe de una mujer de 39 años a quien se le detecta difteria en el cuarto día de la
enfermedad. Se observa la presencia de una membrana blanquecina.
Faringe de una mujer de 39 años a quien se le detecta difteria en el cuarto día de la enfermedad. Se observa la presencia de una membrana blanquecina. 2

¿Cuál es la Situación en Venezuela?

El Boletín Epidemiológico correspondiente a la semana 52 del año 2016, publicado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) en mayo de este año (luego de 22 meses sin publicar información epidemiológica), confirmó la reaparición de la difteria con 324 casos registrados en todo el país durante 2016.

Entre enero y julio de 2016 el porcentaje de niños de 1 año que recibieron la dosis completa de la vacuna llegó a 48%

La cifra de fallecidos no fue incluida en el boletín 52, solo se conocen los datos emitidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), del 16 de diciembre de 2016, cuando indicó que Venezuela reportaba fallecidos (tres en el estado Bolívar y dos en Monagas), todos con diagnóstico de difteria confirmado.5 Sin embargo, la cifra extraoficial de decesos causados por la difteria, hasta noviembre de 2016, superaba los 20 casos.6

Desde el registro de los primeros afectados en abril del año pasado, la bacteria no ha dejado de circular en el país. Si bien el MPPS no ha divulgado información epidemiológica correspondiente a 2017, a través de organismos internacionales Venezuela sí ha difundido datos sobre el brote epidémico de difteria.

En junio de este año, la Red Defendamos la Epidemiología Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública emitieron una alerta epidemiológica donde informaban que en las primeras ocho semanas de 2017 (hasta el 25 de febrero), se habían registrado 39 casos sospechosos, 8 confirmados y 2 fallecidos por difteria en Venezuela.7

Estos datos fueron publicados en el Boletín sobre Situación Epidemiológica Internacional número 17-20 del Ministerio de Salud Pública de Cuba8, hecho cuestionable considerando que el país antillano recibe la información de la OPS y este organismo internacional no ha emitido en 2017 una alerta propia, para la región, sobre la situación de la difteria en Venezuela. La última es del 16 de diciembre de 2016. Ese mismo boletín de Cuba agrega otros 47 casos sospechosos desde la semana 8, elevando estos registros a 86 en los primeros cinco meses de 2017. El 24 de julio Cuba publicó una nueva actualización sobre la difteria en Venezuela, esta vez en el portal de la Red de Salud de Cuba (www.sld.cu), donde indican que de los casos ascendieron a 123 hasta la semana epidemiológica 24, es decir, hasta el 17 de junio. Una vez más ni Venezuela ni OPS informaron sobre la epidemia. A 16 meses de la reaparición de esta enfermedad, las notificaciones de casos se han presentado en 22 de los 24 estados del país, siendo Lara y Falcón las entidades sin registros hasta los momentos.9

Actualmente, la mayoría de los casos nuevos se están reportando desde el occidente del país, y aunque sigue ausente la información oficial, medios nacionales y regionales han informado sobre la existencia de al menos 19 casos (entre) sospechosos y confirmados) en las ciudades de Maracaibo, Trujillo y Mérida, así como dos fallecidos en Trujillo 10,11,12 Preocupan las informaciones provenientes desde el Hospital Universitario de Maracaibo, referidas a las condiciones en las cuales están atendiendo a los pacientes con difteria y la ausencia de medidas de protección, tanto para los pacientes hospitalizados en ese centro asistencial con otras patologías (no infectados con la bacteria), como para el personal de salud.

La tasa de mortalidad de la difteria oscila entre 5% y 10% de los afectados,de allí la importancia de mantener una cobertura de vacunación por encima de 95%.

Datos oficiales del MPPS sobre la cobertura de la vacuna pentavalente, que forma parte del esquema nacional de vacunación, indicaban que entre enero y julio de 2016 el porcentaje de niños menores de 1 año que recibieron las dosis completas de la vacuna llegó a 48%, a escala nacional, evidenciando una falla y un considerable número de infantes susceptibles de ser afectados por esta bacteria. Las coberturas inferiores a 95%, registradas durante años, derivaron en la acumulación de un número de venezolanos susceptibles a contraer la infección y altamente vulnerables ante la circulación de esta enfermedad altamente contagiosa.14

El Gobierno venezolano ha mantenido el silencio sobre esta enfermedad desde octubre de 2016, cuando la ministra de Salud de ese momento, Luisana Melo, confirmó la existencia de casos en el estado Bolívar.

Recomendaciones

Reposo en cama y aislamiento para evitar una diseminación secundaria de la bacteria.

En los pacientes con difteria respiratoria es indispensable mantener la vía aérea permeable.

La vacunación es necesaria tras la recuperación del paciente, debido a que un gran número de sujetos no logra crear anticuerpos protectores luego de una infección natural.

Mantener coberturas altas de la vacuna pentavalente en los niños y niñas y del toxoide diftérico-tetánico en los adultos es la clave del control de la enfermedad. La eficacia de la inmunización está demostrada, la enfermedad queda restringida a los individuos no vacunados o con inmunización incompleta.

Una buena alimentación protege el sistema inmune ante el ataque de esta bacteria y de cualquier amenaza, externa o interna, que ocurra en distintas etapas de la vida.

Recomendaciones

Fuentes

  1. Burkovski, A. (2014). Corynebacterium diphtheriae and Related Toxigenic Species: Genomics, Pathogenicity and Applications. New York: Springer.
  2. Murray, P., Rosenthal, K. & Pfaller, M. (2014). Microbiología médica. (7ma ed). Barcelona: Elsevier.
  3. Williamson, M. & Snyder, M. (2012). Wallach, interpretación clínica de pruebas diagnósticas. (3era ed). Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins.
  4. Medline Plus. Difteria. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001608.htm
  5. Organización Panamericana de la Salud. Alerta Epidemiológica. Difteria en las Américas. Resumen de la situación. 16 de diciembre de 2016.
  6. Venezuela perdió la guerra epidemiológica. El Estímulo. Disponible en: http://elestimulo.com/climax/venezuela-perdio-laguerra-epidemiologica-mapa/
  7. Novena Alerta Epidemiológica sobre difteria. ¿Qué sabemos de la epidemia de difteria en Venezuela, después de la destitución de la ministra de salud? Red Defendamos la Epidemiología Nacional, Sociedad Venezolana de Salud Pública. 3 de junio de 2017
  8. Boletín SEI 17-20, 2017. Ministerio de Salud Pública de Cuba. Disponible en: http://files.sld.cu/vigilancia/files/2017/05/SEI-202017.pdf
  9. La difteria reaparece en el Zulia luego de varias décadas erradicada. Panorama. Disponible en: http://www.panorama.com.ve/ciudad/Reportanreaparicion-de-la-difteria-en-el-Zulia-20170619-0081.html
  10. Cinco casos confirmados y 12 sospechosos de difteria en el Hospital Universitario de Maracaibo. El Pitazo. Disponible en: https://elpitazo.com/regiones/cinco-casosconfirmados-y-12-sospechosos-de-difteria-en-elhospital-universitario-de-maracaibo/
  11. Por difteria mueren dos niños en Trujillo. El Pitazo. Disponible en: https://elpitazo.com/losandes/difteria-mueren-dos-ninos-trujillo/
  12. Reportan caso sospechoso de difteria en el hospital de Mérida. El Universal. Disponible en: http://www.eluniversal.com/noticias/venezuela/reportan-caso-sospechoso-difteria-hospitalmerida_646396
  13. Center for Diseases and Control https://www.cdc.gov/diphtheria/clinicians.html
  14. Carta entregada a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, el 14 de febrero de 2017, sobre la epidemia de difteria en Venezuela. Suscrito por exministros de Salud, Academia Nacional de Medicina, Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela y organizaciones defensoras del derecho a la salud.
Descargar boletín Descargar infografía